martes, 22 de enero de 2008

DULCE AMOR (VICTORIANO CREMER NO RECORDO)

DULCE AMOR

Las cosas suceden así,
sencillamente.

Vuelven del trabajo
con sabor de cal viva entre los dientes.
La esposa les contempla con costumbre.
-¿Quién dice amor si la palabra estalla?-

Y cojen del pan,
como si fuera barro y arena,
un puñado tan solo.
(Es pan de pobres, desalado y negro
y triste como el silencio de la casa toda.)

Y se marchan.

La esposa les oye cerrar la puerta,
pero no dice nada. ¡Está tan cansada...!
Prefiere aquella soledad con olor de abandono.
Pudiera recordar su juventud y dormir.
Pero ¿quién sueña o duerme?
Los pobres no recuerdan;
mueren como las piedras roídas de las murallas.

Ellos, en tanto, beben
un agrio vino con sabor de azufre;
y si ríen y gritan y golpean
es porque -¡Dios, qué vida!-
da rabia beber sin alegría.

Acaso entonces lleguen hombres
de esos que velan por la paz de las familias,
y les hablen del dulce amor de las esposas
y del descanso junto al fuego,
escuchando, por la radio, una bella canción,
mientras los niños buscan en el Atlas
países coronados de yedras o corales.

Si esto sucede, gritan con mas fuerza
y beben más vino agrio con sabor a azufre,
hasta que ya no saben donde tienen los ojos,
ni por qué les duele el corazón.

Les arrojan con prisa.
La calle es larga y, en el firmamento,
las estrellas relucen.
Regresan a casa - ¡oh, dulce hogar!- llorando.

La esposa les contempla con costumbre.
¿Quién dice amor, si la palabra estalla?

Victoriano Cremer

17 comentarios:

nOa dijo...

que marabilla!
non o coñecía.

Pau dijo...

Pasame como a noa, non coñecia esta maravillosa poesía, realmente fermosa

X dijo...

Eu tampouco o coñecía. Lin algúns dos poemas da páxina do enlace e, sinceramente, prefiro o que vostede fai. Saúdos.

busto.agolada dijo...

Nunca lin nada de Victoriano Cremer. E debo dicirche que cada verso é unha declaración, unha sentenza. Que xeito tan diferente de ver e de dicir!
Grazas por nolo ofrecer.
Saúdos.

Rifo I de Zeuquirne dijo...

Non coñecía a este escritor Victoriano Cremer, Gustoume moitísimo este poema pero a verdade é que o poemario todo é fermoso.
Unha aperta.

Veca dijo...

Pois eu tampoco o coñecia, pero me quedo con bo sabor de boca.

Zerovacas dijo...

A palabra amor estala antes de ser pronunciada? Non é necesario pronunciala porque estoupa sen mais?

Doutora Seymour dijo...

Amor é unha palabra suicida. Noméase ela mesma. Sen preguntar.

Zeltia dijo...

y le gustaba un contemporáneo suyo, pedro salinas, como a mi :-)
Gracias por descubrirnos a este poeta

Silvana dijo...

Descoñecía a este autor. Gústame máis o que escribes ti. Un saúdo.

Ninsesabe dijo...

Xa facía un tempo que non visitaba a túa cova e hoxe atópome con este poema dun autor que non coñecía. Dende que o lin ándolle dando voltas...A min gustoume, coma outros da páxina que citas.

tangaranho dijo...

Desde logo, como retratar a amargura da tragédia quotidiana com maior beleza?

Ra dijo...

Desde luego da gusto hacerle una visita, Raposo. Apunto.
Mua.

moucho branco dijo...

As miñas limitacións no tocante á poesía non me incapacitan (de todo) para desfrutar de bós versos coma estes.
Un saúdo, compañeiro raposo.

Nuevo Icaro dijo...

Primeira visita a este blog.Gustame moito, voltarei.Gracias.

Sun Iou Miou dijo...

E o complicado que é escribir con palabras que se entendan...

HADEX dijo...

Encantada de coñecerte. Eu tamén visitarei a túa cova a partir de agora.Unha aperta.