miércoles, 28 de octubre de 2009

10 ANOS SEN ALBERTI

Rafael Alberti (16 diciembre de 1902 - 28 octubre de 1999)

SI MI VOZ MURIERA EN TIERRA
Si mi voz muriera en tierra,
llevadla al nivel del mar
y dejadla en la ribera.

Llevadla al nivel del mar
y nombradla capitana
de un blanco bajel de guerra.

¡Oh, mi voz condecorada
con la insignia marinera:
sobre el corazón un ancla
y sobre el ancla una estrella
y sobre la estrella el viento
y sobre el viento la vela!
(Marinero en tierra, 1925)



LOS ANGELES COLEGIALES
Ninguno comprendíamos el secreto nocturno de las pizarras
ni por qué la esfera armilar se exaltaba tan sola cuando la mirábamos.
Solo sabíamos que una circunferencia puede no ser redonda
y que un eclipse de luna equivoca a las flores
y adelanta el reloj de los pájaros.

Ninguno comprendíamos nada:
ni por qué nuestros dedos eran de tinta china
y la tarde cerraba compases para al alba abrir libros.
Solo sabíamos que una recta, si quiere, puede ser curva o quebrada
y que las estrellas errantes son niños que ignoran la aritmética.
(Sobre los ángeles, 1929)

8 comentarios:

Raíz Verde dijo...

Grande é Alberti,
tudo um mundo verdadeiro,
tuda a sangue e o sofrimento, as bágoas...
recolhidas numhos versos.

Nom cabe falar de alberti, só ler a súa poesía.

Xan dijo...

O primer libro que leín de Alberti foi "A arboleda perdida" que narra a sua infancia no Puerto de Santa Maria. Rafael Alberti e un grande entre os grandes.
Unha aperta

fonsilleda dijo...

Precioso. Grazas por recordalo.
Xustamente acabo de ver fai uns días unha exposición de Maruja Mallo e, claro, Alberti tamén está alí.
¿Os grandes xúntanse?

Chousa da Alcandra dijo...

Presumo de ser un tipo con certas sensibilidades, pero recoñezo que me costa moito "atoparme" coa poesía de Alberti.
E faime sentir un chisco rarete, xa que sodes lexión os seus seguidores; pero...eu son así.

hormiga dijo...

A galopar, hasta enterrarlos en el mar

zeltia dijo...

eu tamén tiven a etapa alberti...
en momentos nos que todo caía ó meu arredor, cairon por casualidade nas miñas mans los ángeles, e gustábanme moitos deses poemas.
masoquista que debo ser.

convídote, raposo, con este copy pega que sería amarillento para mín se puidese porlle cor:

Ángeles malos o buenos,
que no sé,
te arrojaron en mi alma.
Sola,
sin muebles y sin alcobas,
deshabitada.
De rondón, el viento hiere
las paredes,
las más finas, vítreas láminas.
Humedad. Cadenas. Gritos.
Ráfagas.
Te pregunto:
¿cuándo abandonas la casa,
dime,
qué ángeles malos, crueles,
quieren de nuevo alquilarla?
Dímelo.

Rosalía Fernández Rial dijo...

encántame Alberti. E o seu mar...
Tamén me gusta Sabina.
E hoxe descubrín que as covas dos raposos poden agochar grandes tesouros...

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

... ...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazon
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesia ...


AFECTUOSAMENTE
ACOVA DO RAPOSO




jose
ramon...